(+34) 952 236179 / 84
Iniciar sesión | Registro

Visita las iglesias y capillas de Málaga

Visita las iglesias y capillas de Málaga
07/01/2020 | Categorías: Viajar por Malaga

Normalmente al hablar de turismo en Málaga se suele mencionar sus playas, hoteles, restaurantes y discotecas. Pero esta ciudad puede ofrecer mucho más y vale la pena visitarla en cualquier época del año, no solo en verano.

Málaga cuenta con un rico patrimonio y es muy interesante recorrer la ciudad en busca de sus iglesias, capillas y, como no, la catedral, para descubrir la historia de esta ciudad y también su presente, visitando, por ejemplo, las sedes de las numerosas cofradías de la Semana Santa malagueña.

Así, en este post te vamos a sugerir un plan de turismo cultural y religioso, una ruta por el patrimonio eclesiástico de la ciudad de Málaga. Ya llegues desde el interior de la Península o desde el exterior, una vez que te encuentres en el aeropuerto, puedes alquilar un coche para ir al centro y empezar el recorrido que te proponemos.

La Catedral de la Encarnación, un icono del patrimonio malagueño

Este es seguramente el edificio religioso más importante de la ciudad. Conocida popularmente como la Manquita, la catedral de Málaga fue construida entre los siglos XVI y XVIII sobre lo que había sido la principal mezquita de la ciudad en época musulmana. Su sobrenombre se debe a que la construcción se encuentra inacabada, pues le falta una de sus torres, la sur, y el remate de su fachada principal.

Se trata de un edificio de tres naves que muestra la evolución del estilo gótico al renacentista. En la parte del coro se ubica la sillería con 42 tallas, la mayoría obra de Pedro de Mena, una verdadera obra maestra que realizó tras las intervenciones previas de Luís Ortiz de Vargas y bajo el apostolado del escultor José Micael Alfaro.

También hay que destacar los dos órganos, que tienen más de 4.000 tubos y son ejemplos muy representativos de los órganos musicales del siglo XVIII.

En la catedral también podemos visitar el Museo Catedralicio, ubicado en las dependencias de la antigua Sala Capitular.

Iglesia del Sagrario

Situada al lado de la catedral (en la calle Santa María, 22), sus elementos fechan de los siglos XV al XVIII siendo los más destacados su imponente fachada y el espectacular retablo que se encuentra en su interior.

La fachada se realizó en 1498 y en ella se pueden ver a un ángel y al apóstol Santiago orando. Parece que representan al cardenal Mendoza y al obispo de Málaga en aquella época, Pedro Díaz de Toledo.

El retablo es obra de Juan de Balmaseda y contiene figuras de los apóstoles, la Virgen Coronada, la Piedad, el Calvario y el Padre eterno repartidos en compartimentos cuadrados.

San Felipe Neri

El origen de esta iglesia se encuentra en una capilla que mandó a edificar el ll conde de Buenavista. La construcción tuvo lugar entre los años 1720 y 1730 pero no se abrió al cuto hasta 1785.

Su fachada responde a un diseño clásico, con portada en dos cuerpos entre dos torres salientes. Destacan los esgrafiados que decoran la primitiva capilla en su muro exterior, formando dibujos geométricos entrelazados en rojo y ocre.

Como obras notorias encontramos tallas de vestir, la Virgen de Consolación y Lágrimas de la Archicofradía de la Sangre, del siglo XVIII (restaurada en 1972 por Álvarez Duarte) y el Crucificado, obra de Francisco Palma Burgos (1941).

Son interesantes también en el presbiterio, el baldaquino de corte neoclásico y el Ecce-Homo en barro policromado del siglo XVIII.

En la capilla central se encuentra el retablo de la Orden Tercera de Siervos de María, realizado en el siglo XX, y que preside la Virgen de los Dolores, imagen de vestir de Fernando Ortiz

La iglesia de San Felipe Neri se encuentra en la calle Cabello número 20.

Abadía de Santa Ana

Más conocida como Abadía del Cister, fue edificada por Jerónimo Cuervo en 1878 y restaurada en 1990. Se compone de una fachada sencilla y luminosa finalizada con una estatua en terracota de Santa Ana del siglo XVIII, tiene coro y una tribuna tras el presbiterio.

El artista Pedro de Mena estuvo muy vinculado a esta Abadía y fue enterrado en ella el 14 octubre de 1688, su deseo fue que pudiera ser pisado por los fieles como muestra de humildad.

Podéis visitar la abadía de Santa Ana en la calle Císter, 13.

Iglesia de los Mártires

Fue fundada en el 1495 por deseo de los Reyes Católicos, que querían restaurar el culto local a los mártires Santa Paula y San Ciriaco. Actualmente es sede de cinco hermandades de la Semana Santa malagueña.

De estilo gótico-mudéjar, se le han practicado varias reconstrucciones debido a los daños que ha sufrido a lo largo del tiempo. La mayor atracción de esta iglesia es el retablo mayor, de estilo neobarroco y realizado por el imaginero malagueño Pérez Hidalgo

Se encuentra en la plaza de los Mártires, 1.

Iglesia de Santiago

Es la más antigua de Málaga y fue fundada en 1490. La puerta central de estilo mudéjar es lo único que se conserva de la primera fachada. Su torre cuadrada se unió a la iglesia en el siglo XVI. En su interior hay obras de gran valor del Niño de Guevara y de Alonso Cano.

Esta iglesia está situada en la calle Granada número 78.

Capilla del Agua

Esta capilla procesional y de calle de estilo barroco cuenta con una interesante fachada con un gran arco de medio punto. El conjunto se remata exteriormente con un doble ático y un cupulín hexagonal con adornos de cerámica. Fecha del 1800 y actualmente se veneran en ella imágenes procesionales del Cristo del Rescate y de la Virgen de Gracia.

Aparte de estas iglesias, capillas y la Manquita, también es interesante visitar, dependiendo del tiempo de que dispongáis, la Basílica de Santa María de la Victoria, la Iglesia del Santo Cristo de la Salud o la Capilla de San Lázaro, por nombrar algunas.

Si llegáis a Málaga a través del aeropuerto, empresas como Nizacars, ponen a vuestra disposición una amplia flota para poder visitar todos los rincones de Málaga. El aeropuerto está a unos ocho kilómetros del centro de la ciudad, podéis ir por la autovía E-15 y en unos pocos minutos estaréis en pleno corazón de la ciudad.