(+34) 952 236179 / 84
Iniciar sesión | Registro

5 claves para volver a la carretera de forma segura

5 claves para volver a la carretera de forma segura
07/04/2021 | Categorías: Consejos de viaje

 

Los efectos de la crisis de la covid-19 se han visto reflejados también en la conducción. La disminución del tráfico ha provocado que muchos conductores se relajen y adopten conductas que no son nada recomendables. Hoy te contamos lo que hay que tener en cuenta para volver a la carretera con la máxima seguridad. 

La siniestralidad en la carretera sigue siendo un serio problema que afecta a todos los países del mundo. Entre sus principales causas, los estudios siempre señalan al mismo culpable: los malos hábitos al volante. Así, no respetar la distancia de seguridad, las distracciones, no usar correctamente los intermitentes o superar los límites de velocidad suelen ocasionar la mayoría de los accidentes. Por ejemplo, circular a una velocidad mayor a la permitida puede augmentar hasta 12 veces el riesgo de sufrir un siniestro y, según la Comisión Europea, esto es algo que hacen entre el 40 y el 50 % de los conductores del continente. En este sentido, el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte ha calculado que, si la velocidad media se redujera tan solo 1km/h, cada año podrían evitarse más de 2.000 víctimas mortales en accidentes de tráfico.

La práctica de algunas de estas conductas peligrosas, como conducir con exceso de velocidad, ha aumentado desde que empezó la crisis sanitaria por la covid-19, según se desprende de un estudio realizado por Autopistas, compañía del Grupo Abertis, que ha examinado el comportamiento de los conductores en su red vial durante los meses de la pandemia y ha alertado de una cierta relajación a la hora de coger el coche. El análisis ha profundizado en factores como la velocidad, el uso del móvil, la distancia de seguridad o el uso del intermitente y del cinturón, que son claves en la prevención de accidentes. 

Ahora que muchos ya hemos vuelto a la carretera después de haber pasado unos meses sin conducir a causa de las restricciones de movilidad, es importante tener muy presentes las normas de circulación y no caer en la falsa sensación de seguridad que nos puede crear el hecho de ver menos coches circulando. 

1. Mucho cuidado con la velocidad

El descenso del tráfico —que ha sido de un 37,9 % en las autopistas— ha ido acompañado de un incremento de la velocidad por parte de los conductores. El “Observatorio sobre el comportamiento de los conductores en la red de autopistas durante las restricciones de movilidad por la pandemia Covid19” señala que el 58 % de los vehículos superó el límite de velocidad. Esta conducta puede ocasionar, entre otros muchos peligros, el llamado “efecto túnel”, que provoca que nuestro campo de visión se vaya reduciendo de manera inversamente proporcional a nuestra velocidad. Es decir, a más kilómetros por hora, menos campo de visión tenemos, lo que acaba también reduciendo nuestra capacidad de anticipación. 

2. El uso del intermitente en los adelantamientos.

Otra de las conclusiones del estudio es que el 74 % de los vehículos no señaliza correctamente su intención de adelantar. Así, vemos que son muy pocos los conductores que hacen uso de los intermitentes en sus maniobras de cambio de carril. Hay que recordar que el resto de los vehículos no pueden prever nuestras acciones al volante y, precisamente por esto, el código de circulación obliga a señalizar los cambios de carril y otras maniobras. 

3. La importancia de respetar la distancia entre vehículos

Los datos señalan que casi el 15 % de los vehículos no respetan la distancia mínima de seguridad, con los peligros que esto conlleva. La normativa determina que un conductor que circula detrás de otro debe guardar la separación necesaria para que, en caso de imprevisto, el de delante se pueda detener sin colisionar con él. Además, hay que tener en cuenta que la velocidad a la que se circula y las condiciones de frenado y adherencia van a afectar a las probabilidades de alcanzar al otro vehículo. 

4. La eficacia del uso del cinturón

A pesar de que prácticamente el 100% de los conductores y copilotos lleva el cinturón de seguridad, es necesario seguir insistiendo para que este porcentaje se traslade a los viajeros que ocupan la parte trasera de los vehículos, y es que se ha demostrado que el uso del cinturón rebaja a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

5. El móvil, una distracción peligrosa

Todos sabemos que no debemos consultar, ni siquiera sujetar, el móvil mientras conducimos. De hecho, el pasado noviembre el Gobierno aprobó un aumento de la penalización por esta práctica, que lleva prohibida desde 2002. A pesar de las sanciones, todavía el 3,1 % de los conductores sigue usando su teléfono durante la conducción. Este mal hábito conlleva una distracción visual, cognitiva y manual que puede aumentar el riesgo de sufrir un accidente. Por ejemplo, marcar un número en el móvil circulando a 120km/h sería equivalente a recorrer a ciegas 429 metros o, lo que es lo mismo, 4 campos de futbol. 

Una vez conocidos los factores de riesgo más comunes, solo hace falta adoptar unos buenos hábitos al volante para contribuir a disminuir la siniestralidad en la carretera. Conducir de forma responsable sigue siendo imprescindible en un momento de importantes restricciones de movilidad. Cuando se trata de seguridad, no podemos bajar la guardia.